martes, 25 de septiembre de 2012

El Tornillo de mi Tele



La Sony Wega de 38 pulgadas llego a casa en la primavera del 2004. La compré con el primer préstamo que pedí en mi empresa. 11,000 pesos de los de hace 8 años !. Por fin vería mis películas en pantalla gigante con un home theater hechizo- unas bocinas adaptadas a un viejo aparato estéreo - y con imagen de DVD !. La primer dificultad fue cuando llegó. Aunque dejé 50 pesos con la señora que cuidaba a mis chamacos para que se los dieran de propina a los cargadores de la mueblería - a cambio de que la metieran  hasta el que sería el cuarto del televisor - la buena mujer no les dijo nada y me quedé con los 50 pesos y una hernia por arrastrar el aparato - que según la caja pesa 98 kilogramos.
Para eso la tuve que sacar de la caja porque de lo contrario no hubiera cabido por la puerta. Luego le mandé hacer una mesa especial que aguantara el peso sin vencerse. Como entonces tenia muebles rústicos no desentonaba el adefesio de mesa.
5 años después cambio de casa. Se me cayó tres veces la fregada tele. Se golpeó y se daño un poco la imagen. Como soy muy quisquilloso , yo lo noto...para otros pasa desapercibido , mas no para mí. Pero el verdadero problema empezó hace algunos meses. El  aparato no prendía....simplemente presionabas el botón de encendido y ...nada.
La imagen salía unos minutos después....Al principio eran tres o cuatro minutos..... luego el tiempo se fue haciendo mas largo...y mas largo...veinte minutos....media hora...una hora...joder hasta mas de hora y media nos hemos pasado esperando ver la puta imagen !.
Hubo una ocasión en que estaba solo en casa...mis hijos y la mujer con la que cohabito de visita en casa de sus padres...yo solo en casa...llegue y prendí la TV- que esta en mi recamara. Como ya sabía que tomaba algo de tiempo me fuí a otro cuarto en lo que encendía...debe haber pasado mas de una hora. De pronto empecé a escuchar voces....al principio creí que era en la casa de los vecinos...pero al asomarme por la ventana trasera todo se veía apagado...y las voces seguían...me empecé a asustar - genuinamente - y a creer que había  fantasmas , hasta que escuché sirenas, balazos y pude ver un poco de luz en mi habitación.....Después de una hora la Wega había decidido prenderse. Y me había sacado un pe….un sustote …

Que tenía...pos sepa Dios....no es de bulbos y que yo sepa los transistores no se calientan como aquellas teles que algunos conocimos y que al apagarlas dejaban un puntito blanco que se iba difuminando poco a poco. Este fin de semana fué el acabose...tras hora y media de  encenderla  me puse a ver algún programa...alguien me habló y al salir de la recámara apagué instintivamente la tele con el remoto....NOOOOOOOOOO ! grité....no mms !!!!!.....se volvió a encender después de sólo veinte minutos...

Harto como estaba de tener que sacar cita – como si fuera una novia - con la Tele para poder verla, le planteé a la mujer con la que cohabito la compra de una nueva....
Que opciones hay ??...sé que la tv aún se vé bien - pero lo malo es que no puedes verla de inmediato sino presionar el botón de ON y rezarle a San Juditas Tadeo porque se encienda antes de que empiece tu programa favorito.

Venderla ...a quien y en cuanto ?...le eché un cálculo...de 1000 a 2000 la reparación....y cuanto me daría alguien por ella...unos $ 500 ?...o sea que la tele le salía a la otra persona en 1700 a 2200 pesos...quien me pagaría esa cantidad por una tele de 8 años y de ese tamaño cuando por 5 o seis mil mas se compran una de LCD o de Plasma ya muy jodido...
Regalarla y comprar una nueva ???...no pos si aún aguanta !...y las finanzas no están pa soltar los 7 u 8 mil por otra, además de que aún esta el pequeño detalle que de regalarla o venderla - aun a precio ínfimo -seria siempre y cuando vengan por ella, porque volverla a cargar yo ???...ni madres !...si ya hasta decidí que al morir me metan dentro del gabinete - al cabo que es plateado - pero volver a pasar por el suplicio de cargarla...NEL !

Entonces ????...pos repararla !. Hoy por la mañana busco en el periódico, encuentro uno que dice que puede hacer la reparación en el domicilio - justo lo que necesito - le marco, le explico lo que tiene y donde vivo...de una vez me da su presupuesto....1200 pesitos...los calzones se me hubieran caído, pero con esto de la crisis hasta "a raiz" ando- es broooma, lo de la crisis y lo de mi desnudez bajo el pantalón. Entra en mi presupuesto. Acepto y le doy cita pa' las 6:00 pm en casa. Al comentarle el precio a mis compañeros, se divide la opinión. Razono que por muy poco que cobrara alguien, entre la pieza, la mano de obra, lo menos que me hubieran cobrado serian unos 700 u 800 pesos...por lo que los otros 400 son el equivalente a ir a tu casa ya sobre la tarde y desde donde el tipo tiene su negocio - que es en el centro de la ciudad.
Son pasadas las 6:20 cuando llegan los técnicos. Sube a la habitación, me interroga un poco, intenta encender la tele e inicia su labor. Desmonta el gabinete, saca las tarjetas de circuitos. Toma una de ellas, con su cautín eléctrico desuelda   un circuito, pone el otro, lo vuelve a soldar y presiona el ON de mi tele. Y ahi está....Mario Bezares haciendo los últimos ridículos del día. Montan todo.  Pruebo y repruebo que encienda...el mayor de los dos técnicos me dice que en estas TV el circuito que repuso es la falla mas común y que tengo tele para cinco o diez años mas...
Toma los 1200 pesos de mis temblorosas manos y se marcha...en total les tomo alrededor de 20 a 25 minutos.

Me quedo mas pobre de como amanecí esta mañana pero con la tranquilidad de que al menos por este aparato no me preocuparé  en un buen rato...también me quedo recordando una historia  que leí hace un tiempo y que ahora comparto

Un ingeniero fue llamado a arreglar una computadora muy grande y extremadamente compleja...una computadora que valía 112 millones de pesos. Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato. Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo.  Entonces encendió de nuevo la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente.
El presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto. - ¿Cuánto le debo? -preguntó.
- Son mil pesos, si me hace el favor.
- ¿Mil pesos?; ¿mil pesos por unos momentos de trabajo?; ¿Mil pesos por apretar un simple tornillito?. ¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones de pesos, pero mil pesos es una cantidad disparatada! La pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique.
El ingeniero asintió con la cabeza y se fue. A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza procedió a pagarla en el acto, sin chistar.
La factura decía:
Servicios prestados:
Apretar un tornillo........................ 1 peso
Saber qué tornillo apretar.............. 999 pesos
O SEA: "SE GANA POR LO QUE SE SABE, NO POR LO QUE SE HACE"

No hay comentarios: