miércoles, 15 de agosto de 2012

Un libro que no es de Cítricos: “¿Que hago si mi media naranja es toronja


Julio 24, 2012.
Librería Ghandi, en Hidalgo. Mi hija busca La Invención de Hugo Cabret de Brian Selznick. No la pudimos encontrar ahí.  Lo que si pasó es que la mujer con la que cohabito se acerca sonriendo y me muestra un libro. “¿Que hago si mi media naranja es toronja?”.
Me asegura que yo soy la toronja del titulo y me bautiza de “toronjito” – quiero suponer que por lo ácido mas que por ser redondo y botijón. Encima de todo me lo restriega en las narices  –sic. En el dorso del libro viene precisamente un enunciado que dice:
Porque mi hombre no puede seguir tres o mas instrucciones al mismo tiempo?
Sopas Papá….!...Goza ella el momento porque recién entrando a la librería  me recriminaba justamente eso y porque durante varios momentos del día habíamos ya hemos tenido algunas sanas discusiones  por una supuesta “nulidad” de mi parte para seguir mas de una indicación y por mi escasa capacidad para escucharla e interpretar sus designios.
Total, que agrega que se lo va a comprar y que me lo va a dar para que lo lea…pos que hace uno ante tal amenaza?...que hace uno que es un Macho y el señor de la casa ?????....pos apechugar y aceptar la compra y la misión de leerlo…”pos cómpratelo !...Ahhhhh pero eso sí…pásamelo pa hojearlo ¡”.
No me lo hubiera dado !...busco el capitulo que hace referencia a mi deficiencia auditiva y de discernimiento y en la pagina 44  justo encuentro una ejemplificación  que muestra  lo que he argumentado algo que le he estado diciendo durante los últimos días – y 19 años!!! :
Que los hombres nos comunicamos por ideas concretas y precisas, mientras que las mujeres invariablemente divagan y - lo peor de todo – pretenden que nuestros cerebros (que son mas grandes, pero que tienen menos materia gris) , sigan el hilo de sus pensamientos e ideas.
Mocos doña Pola ¡!!...ahhh no ahora se lo compro…casi corro a la caja para pagarlo.

Agosto 15, 2012.

Ya hemos terminado de leerlo. Cada quien por separado. El libro es bastante corto y te lo echas casi en una sentada.…cuesta 130 pesos en la Ghandi o lo pueden bajar de Amazon…
Si nos ha tomado tanto tiempo es porque se atravesaron las vacaciones . Entre el día de la compra y el de hoy le he preguntado como iba, que si le estaba gustando etc… sus respuestas eran “no…uuuff…ya me pesa”.
Cuando lo empecé a leer los ojitos se me ponían como en las caricaturas de Remi – todos grandes y llorosones.
A cada página,  el sufrimiento de este Gutierritos regiomontano era validado totalmente. Leían mis ojos autenticas Perlas de Sabiduría, como estas:
“Las mujeres y los hombres somos seres distintos que se atraen y complementan. El problema no es que seamos distintos, sino que no lo sepamos”.
“El hombre espera que la mujer nunca cambie; la mujer espera que su hombre cambie algún día”
“Cuando el hombre dice no, significa no…cuando la mujer dice no…significa quien sabe.”
Tal parecía que el mentado libro lo había escrito yo…hasta con mis mismas frases. Le aseguré a la mujer con la que cohabito que los autores una de dos…o son psíquicos y que se apoderaron de mis pensamientos y subconsciente  mientras yo dormía…., o que usaron el mismo sentido común que yo poseo y que ella aun no estrena ….luego, aunque salí corriendo, no pude evitar el madrazo que ahorita me tiene escribiendo este post con un solo dedo.
Lo cierto es que los autores Evelyn Prado Maillard y  Jesús Amaya Guerra son un par de doctores  (de que tienen doctorados) que tras egresar de la Universidad de Monterrey,  primero reunieron entre los dos especializaciones en Kinesiología y Disfunción Cerebral , en  Psicología Educativa,  Maestrías en  Desarrollo Organizacional y hasta Estudios de Postdoctorado en Brain Research. Y luego se pusieron a escribir libros.
A éste en particular lo sentí corto en el alcance que pudo haber tenido, además de ser condescendiente con mi género al que presenta  como un ser pleno de sufrimiento pero también como un autentico pelmazo sujeto a sus instintos mas primarios.
Y sin embargo cumple con su cometido de informar a quien aun no lo entiende, que hombres y mujeres somos totalmente diferentes y que es un error primario el pretender que actuemos como iguales en cualquier ámbito, particularmente en el familiar….y que en la medida que identifiquemos esas diferencias,  mejor será el impacto que tendremos en el desarrollo de nuestros hijos.

Queda algo mas que decir ???...no...creo que no....me voy antes de que la mujer con la que cohabito se dé cuenta de que ando ventilando mi sufrimiento ----no no me pegues, en la cara no, que de ella vivo !!!!

No hay comentarios: